smicval-logo

El SMICVAL, el Sindicato Intermunicipal de Recogida de Residuos francés, se ocupa de la recogida y tratamiento de residuos en 141 municipios con más de 200.000 habitantes. El centro de clasificación cuenta con dos sedes: una primera en Libourne y una segunda en Saint Girons. Solo 40 kilómetros separan las dos sedes, donde trabajan 140 personas.

La principal exigencia de SMICVAL era que ambas sedes pudieran funcionar como una unidad armonizando su comunicación.

“Un integrador certificado nos habló de Wildix. Rápidamente nos dimos cuenta de que era el sistema más adecuado para nosotros. Necesitábamos visualizar el estado de presencia de todos los empleados porque los horarios preestablecidos de los empleados no son conocidos por todos. Además, la línea directa del usuario debía poder ser accesible desde el teléfono móvil en caso de desplazamientos”, nos explica el responsable de sistemas informáticos.

SMICVAL cuenta con la acreditación ISO 9000. En consecuencia, su principal preocupación era el control del tratamiento de las llamadas. Los 3 operadores de las centralitas, responsables de recibir las llamadas, están sometidos a un plazo de respuesta muy corto, ya que este estándar exige cumplir con unos requisitos de calidad realmente estrictos. Gracias a CDR-View, cuyo acceso está restringido a una única persona en la empresa, ahora SMICVAL puede extraer datos del tráfico telefónico y ajustar los horarios de sus operadores telefónicos para mejorar las relaciones con los clientes.

El socio Wildix responsable del proyecto explica: “Tuvimos varias dificultades. La primera era el coste porque se trataba de una licitación; la segunda fue la infraestructura existente; la tercera y última era el operador con el que SMICVAL tenía un contrato desde hace 3 años. El equipo de Wildix había ya mostrado su valía en una demostración previa de las funcionalidades y capacidades del sistema.”

Para solventar estos problemas, los técnicos tuvieron que realizar un análisis minucioso de la infraestructura técnica. Compartieron sus recomendaciones con los equipos de SMICVAL.

“Sin duda tuvimos que recomendar T0 y era necesario completar la red de cableado, algo que no habíamos previsto, pero la profesionalidad del integrador nos convenció.”

El calendario de implantación progresivo preveía realizar la instalación de cada sitio por separado, seguida de la fase final para interconectar las dos centralitas. El instalador realizó sesiones de formación en grupos. La transición de SMICVAL a las comunicaciones unificadas fue todo un éxito.

Rápidamente, los usuarios realizaron peticiones específicas porque necesitaban adaptar el sistema a sus necesidades. El Dialplan de Wildix es muy potente, accesible y altamente personalizable. Fuimos capaces de cumplir con todas las peticiones,” nos cuenta el integrador.

Es importante destacar que SMICVAL, por motivos de seguridad, opera en una red VPN muy hermética. Esto era otro inconveniente que no impidió que el sistema estuviera operativo desde diciembre de 2016, como se había previsto.

NECESITÁBAMOS VISUALIZAR EL ESTADO DE PRESENCIA DE TODOS LOS EMPLEADOS PORQUE LOS HORARIOS PREESTABLECIDOS DE LOS EMPLEADOS NO SON CONOCIDOS POR TODOS. ADEMÁS, LA LÍNEA DIRECTA DEL USUARIO DEBÍA PODER SER ACCESIBLE DESDE EL TELÉFONO MÓVIL EN CASO DE DESPLAZAMIENTOS.

Estelle De Blasiis
Responsable Informática de
SMICVAL du Libournais Haute-Gironde