Proger, empresa con sede principal en San Giovanni Teatino (Chieti), es una sociedad internacional fundada en 1951 que se dedica a la realización de grandes proyectos de ingeniería civil e industrial.

La empresa ha pasado ya por varios sistemas de comunicación. La primera central Telecom era analógica y conectaba unos 40 números internos.

Poco a poco la empresa fue creciendo –hasta llegar a los 190 números internos y tres sedes en 2007: San Giovanni T., Roma y Milán- y surgió la necesidad de conectar las filiales con una tecnología a coste cero como el VolP. Todavía no conocían Wildix, por lo que optaron por un sistema NEC, la única alternativa flexible respecto a otros sistemas instalados en las empresas como Samsung, Siemens o Alcatel, con los que la instalación hubiera sido mucho más compleja y costosa.

La mayoría de las extensiones tenían un teléfono analógico y las centrales híbridas, compatibles tanto con analógico como con digital, garantizaban una conexión óptima. Tras el proceso de internacionalización de la sociedad, con la apertura de ramificaciones en Arabia Saudí, Kazajistán y Rusia, la conexión con nuevas tecnologías NEC resultaba muy cara y la configuración demasiado rígida para sus exigencias. De esta forma se definió un proyecto de integración de las centrales NEC operativas en las distintas sedes con un sistema Wildix.

Tras ver la demo de Wildix, abandonaron la idea de buscar cualquier otra máquina. El punto fuerte de Wildix es la sencillez: la sencillez al hacer las cosas es muy importante. Lo es tener un sistema que el cliente consiga usar sin tener que hacer cursos.

Inicialmente, con la integración no se incorporaron todas las prestaciones del sistema, pero después de una demo completa de las UC Wildix, se añadieron todas las opciones de Unified Communications utilizando las licencias correspondientes.

El proyecto sigue evolucionando: las extensiones de las sedes remotas ya son 12 y se prevé que aumenten a 25 en pocos meses. Ahora hablan entre todas las sedes y tienen la posibilidad de realizar videoconferencias simplemente mandando la IP de la máquina Wildix.

El punto fuerte de Wildix es la sencillez: la sencillez al hacer las cosas es muy importante. Lo es tener un sistema que el cliente consiga usar sin tener que hacer cursos.

Carlo De Sanctis
Owner, Telnet

proger-telnet
Conqord Oil - Wildix case studyVéGé - Wildix case study